Skip to main content

El sábado 1° de abril a las 9, la emisora de TV no sacó al aire el programa que se transmitía desde hacía nueve años. La conducción estaba a cargo de Héctor “Tito” Garabal y su hijo, Chacho Garabal.

Una sensible repercusión ha despertado en redes sociales y ámbitos culturales el sorpresivo levantamiento del programa “Claves para un Mundo Mejor”, que conducían Hector “Tito” Garabal y su hijo Chacho, de presencia semanal continua en la televisión argentina desde hacía 34 años.

El sábado 1ero. de abril, Tito Garabal informó a través de Facebook: “AMIGOS TODOS: Con profunda tristeza hoy no se emitió ‘Claves para un Mundo Mejor’ en Canal 9, como se venía haciendo desde hace 9 años. El área de Programación de Telearte (Canal 9) nos informó, hace una semana, que decidió levantar el programa que lleva 34 años de emisión televisiva”.

No se ha dado explicación del motivo para levantar una propuesta que abría la programación los sábados a las 9, con buena audiencia a pesar de la hora temprana y que resultaba gratis para la emisora, ya que se sostenía obteniendo sus propios recursos.

Desde su primera emisión el 14 de noviembre de 1989, “Claves para un Mundo Mejor” ha contado con el favor de un público que apreciaba su presentación de buenas noticias, gestos solidarios, acciones de bien público, además de transmitir la actualidad del papa Francisco y de su iniciativa educativa mundial Scholas Occurrentes.

“Hemos estado haciendo numerosas gestiones para evitar la decisión, pero sin resultados. Desconocemos los motivos de la misma y nadie nos da explicaciones de la medida adoptada”,  precisó Garabal.

“Es doloroso por la inmediatez de la medida y la falta de motivos, pero seguiremos trabajando para estar nuevamente en la televisión argentina. Creemos que es mucho el bien que hace nuestra propuesta televisiva, en una Argentina que necesita que los medios ayuden a construir la “cultura del encuentro” y la necesaria esperanza.”

El conductor compartió lo que le dijo el conocido padre Mamerto Menapace, quien desde hace años tiene una columna semanal en “Claves…”: “Dijo una canción: ‘Todo nace y todo muere, es la Ley… Sin embargo  unos mueren por morirse nomás… ¡¡¡y otros por algo!!!’ Confiemos en el ALGO que siempre está en los designios de Dios”.

Garabal expresó a sus seguidores: “Junto con todo el equipo de CLAVES los saludo con el afecto de siempre  en comunión de ideales, y contamos con su apoyo y oraciones para volver a la brevedad…”

En su prolongada trayectoria, el programa siguió contando con la adhesión de sus televidentes, aunque pasó a través de sucesivos canales: 13, 7, 9, América TV, A24, y nuevamente canal 9 desde 2015. El seguimiento de sus fieles televidentes pudo advertirse, por ejemplo, cada vez que el programa hizo concursos o regaló imágenes, ocasiones en que recibió numerosas respuestas desde los más variados puntos del país.

Consultado por AICA, Garabal dijo: “Estamos tomando contacto con otros canales para retornar, a la brevedad, al aire de la televisión argentina”.

Entre los cientos de mensajes recibidos, uno (de Marta Dibetta) decía: “Ayer esperé y esperé, pensando que lo habían cambiado de horario. Lamento profundamente, pero quiera Dios que pronto volvamos a encontrarnos en otro canal. ¡¡¡Los necesitamos!!!”

“Una pena, Tito, después de tantos años de acompañarnos e informarnos, y justo en el día de tu cumpleaños. Te esperamos pronto, aunque sea en otro canal”, escribió a su vez Griselda Elisabet Zabala.

Armando Pepe puso a su vez: “Lo lamento muchísimo, ¡qué regalo de cumpleaños, Tito! Seguramente pronto el programa saldrá por otra señal”.

“En mi casa, mi marido los miraba siempre. Espero que puedan regresar pronto”, escribió Sandra Freitas.

Por el que se autodenominaba “primer y único noticiero de buenas noticias”, han desfilado numerosos obispos, desde el cardenal Antonio Quarracino, cuando era arzobispo de Buenos Aires, hasta monseñor Héctor Aguer, arzobispo emérito de La Plata, y el mismo papa Francisco, cuando era arzobispo porteño, quien lo declaró programa de interés cuando conducía la arquidiócesis de Buenos Aires. Se recuerda asimismo la intervención que tenía, hasta su fallecimiento, el recordado periodista Hugo Chantada.

El programa permitía exponer sus acciones a muchos miembros del episcopado argentino, así como ha brindado espacio a variadas entidades de bien común, católicas y no católicas. +

Fuente: AICA